top of page

Conociendo el twerk y más allá de esta disciplina

Actualizado: 19 jun 2023

En esta ocasión entrevisté a Ana María Fernández, mejor conocida como Policía del Perreo, en Instagram como @policiadelperreo, mujer de 27 años, activista, tatuadora, y docente de twerk desde hace ya cinco años. Segundo lugar a nivel nacional de twerk en el 2021. En lo que va de este 2023, jueza en el “Twerk Festival” en Mérida, Yucatán, selectiva nacional para la o el representante de México en la “International Twerk Champions 2023” en Madrid, España.

CEO del espacio artístico y cultural Gemma Studio, para artistas en general, docentes y estudiantes de twerk en Puebla, México. Por último y no menos importante, docente y coach del Poli Twerk Team México.

Su experiencia es amplia, su práctica es constante y su preparación ha ido en aumento aprendiendo de otres docentes, de otras danzas y sus mismes alumnes.

Por todo esto y más cosas a nivel esencia y ser humano, es que decidí entrevistarle para que nos explique un poco sobre el twerk y conocer más de su origen como bailarina de twerk  y qué o cómo es que ha llegado a lograr tanto en tan poco tiempo.

 

¿Quién es Policía del Perreo?

Soy un ser humano llamada Ana González de 27 años que le dio vida a Policía del Perreo. Una realidad es que nunca imaginé qué iba a significar ese nombre. Policía del Perreo se fue construyendo y deconstruyendo, empezó a tener un mensaje, un cuerpo, hablando de un proceso propio de autoconocimiento corporal y querer transmitirlo a otras personas.

Comenzó de lo personal, a lo comunitario, formando una comunidad y hoy se ha convertido en un legado.

Lo que llegan a llamar el alter ego lo acepté y adopté a mi ser, a mi personalidad y esencia para transformar vidas e inspirar personas.

 

¿Desde cuándo surgió Policía del Perreo?

En pandemia un día desperté y estaba etiquetada en muchas historias. Era  una foto mía y el slogan era “la única policía que me cuida es Policía del Perreo”. Entendí la responsabilidad de lo que estaba creando, que con mi cuerpo no solo defendía a todas del sistema en el que vivimos, si no que mi mensaje tenía tanto impacto que más mujeres querían lograr adueñarse de su cuerpo.

 

¿Cómo se ve el twerk en el mundo?

Es un movimiento político, revolucionario, físico, de resistencia y liberación. Es una danza que nos ha liberado de miedos y prejuicios de nuestro propio cuerpo, nos ha permitido que personas decidan irse de tu lado por no aceptar tu decisión de mover tu cuerpo de esta manera.

Esta danza ayuda a cambiar la forma en que nos vemos frente al espejo, hacer a un lado la idea de una constante confrontación con el reflejo y aceptar que el espejo no es malo hasta el punto en el que te reconcilias con él.

El twerk nace desde la cultura ancestral y la cultura bounce como liberación por parte de la comunidad LGBT+. Esta historia continúa formándose y la estamos creando desde nuestra generación, en realidad lleva poco tiempo y a nivel mundial es una danza que ha nutrido mucho al ser humano que la practica, llegó para quedarse y te hace sentir completo.

Es una resistencia día a día para entender que nuestro cuerpo nos pertenece y no lo hacemos por complacer miradas si no por placer personal.

 

¿Por qué el twerk y no otra danza para expresarte?

Nunca me imaginé ser bailarina y menos de twerk jaja yo fui deportista toda mi vida. El twerk me eligió a mi para ayudarme a sanar mi cuerpo, llevar un mensaje y trascender.

Después de cinco años practicando twerk, ya puedo decir que es una formación para ser bailarina. Yo estudiaba diseño industrial, al final estaba relacionada con crear.

 

¿Por qué el nombre de Policía del Perreo?

Antes era tatuadora, hice un viaje a Puebla y por azares de la vida, fiesta, locura y diversión llegué diciendo “¡inspeccióóóón, policía del perreo!”, pero en broma y hasta ahí quedo.

En la noche que salimos todos los tatuadores empezaron a gritar “policía, policía” y se me quedó muy grabado. Para ese entonces mi usuario era Ani González y en el año nuevo del 2018 al 2019 cambié mi nombre de usuario a Policía del Perreo, todos se sacaron de onda y empezó a gustar y a pegar.

Lo más particular de todo fue que mi mamá comenzó a ver mi nuevo proyecto y yo creo que supo o sintió que esto iba a pegar, llegó un día con un papel diciéndome “te tienes que proteger legalmente” y lo que hizo fue a registrar mi nombre artístico en el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial), recuerdo que lo siguiente que me dijo fue “no preguntes solo agradece, lo vas a necesitar”.

Me impresiona que no te cuestionó o dudó, tampoco pensó que era una etapa o que estabas jugando, algo sintió que lo primero que hizo fue registrarte.

 

¿Cómo fue tu primera clase como estudiante de twerk?

Fue retadora, eran movimientos retadores para mí pero lo interesante es que también fue cómodo, no era un movimiento que no entendiera mi cuerpo, de cierta forma podía ejecutarlo, pero aún no tenía la información de como hacerlo.

La sensación que me dejó fue un “¡wow!”. El twerk me sacudió mucho.

Ver más chicas y unas súper avanzadas si me sacó de onda, la maestra me transmitió su energía, el vestuario que usaba me impresionó mucho, estaba entendiendo que es ella por sí misma, y entonces pensé “cuanta seguridad” pero no cuestionando, si no queriendo esa misma seguridad para mí.

 

Está padre que el proceso en esta danza es muy distinto al de otras, yo he tomado clase de árabe, hawaiano, regional, ballet, jazz, hip hop y como ya las conoces o las ubicas no llegas con pena o sensación de vergüenza, pero tampoco sales con la misma sensación de sorpresa como en el twerk. Todas a quienes les pregunto salen diciendo “¡wow!”.

 

¿Y tú primera clase como docente de twerk?

Lo recuerdo perfectamente, fue el 29 de agosto del 2019, una fecha muy particular porque esa misma fecha del 2017 abrí mi primer estudio de tatuaje entonces han sido fechas de inicio.

Fue en CDMX, muy particular, yo esperaba a veinticinco alumnas y a la mera hora solo llegaron cinco. Lo primero que pensé fue “fracasaste” o “creo esto no es lo mío”, pero dos de las personas que fueron son Mercedes que es cantante y Gi Cisneros que es tatuadora, son muy significativas para mi y terminando la clase me dijeron “debes dedicarte a esto, así se inicia, no pasa nada”. Mercedes venía de Los Ángeles, había asistido a un curso de bailarines y me dijo “mereces estar en Los Ángeles, un curso así no hay” y eso me confrontó mucho y fue el empujón de continuar.

Entendí que iba a empezar lento y tendría que irme adaptando al proceso. Primero si fue fuerte emocionalmente porque esperé demasiado, pero fue una gran clase en calidad más que en cantidad, incluso calidad en cuanto a las personas que estuvieron.

 

¿Qué hace diferente tu twerk de otros docentes mexicanos?

Me gusta que mi twerk sea muy real, yo como humana me gusta ser real y por lo tanto considero que hace una gran diferencia también mencionar nuestro cuerpo con los nombres que son, por ejemplo: nalgas, culo, isquiones, pelos, labios vaginales, vulva, etc.

Otro diferenciador que noto cuando me presento es mi físico, mis tatuajes, mi corte de pelo, mi tipo de cuerpo, toda yo denotó extrañeza en la gente con mi presencia y el no seguir el rol de género que me “corresponde” como género femenino hace tambalear a las personas.

Y la tercera es que mi twerk es un proyecto que nació desde el amor, la confianza y el apoyo incondicional, entonces esto hizo más sencillo el camino para formar una comunidad hasta el punto de crear al Poli Twerk Team, que más que un equipo ya es una familia y que eso hace también un diferenciador en este momento en México.

 

¿En que nivel consideras el twerk mexicano a comparación de otros países?

De entrada, el twerk mexicano es increíble, tenemos un graaaan nivel. Podría atreverme a decir que llevamos cinco años aproximadamente de estar dentro de la escena en LATAM y que nos voltean a ver en otros países. A nivel mundial se sabe que hay nivel.

En cuanto a apoyo, estructura y comunidad creo es donde nos está fallando, entendiéndolo desde el contexto sociocultural donde nos han enseñado a que competir es llegar a hacer a un lado a un colega cuando en realidad es crecer juntos. En España y Argentina se dieron cuenta que el caerse bien o mal no tenía que ver con incrementar las experiencias y el crecimiento. Polonia tiene un nivel de equipos de twerk impresionantes. En ese tema falta estructurar más equipos o darle esa formalidad a les alumnes.

Falta diálogo activo, sanar y sanar colectivamente. Trabajar desde el respeto, la cordialidad y la integración. Es loco en sí aplastar a las mexas las mismas mexas. Nos falta mucho sentir por nuestro país. Entender qué representas al bailar twerk y qué quieres comunicar, como ha sido tu historia en tu país.

 

Como que Triunfos Robados nos influenció demasiado y no de buena manera. Incluso las novelas que veíamos y nuestras películas. Nos llevaron a vernos como archienemigas cuando no es así. Igual considero que es importante lo que tú como docente transmites a tus alumnes.

 

En un futuro ¿qué quieres lograr desde Policía del Perreo?

En un futuro a largo plazo me interesaría abarcar a las infancias, enseñar desde los 5 años a explorar su cuerpo, su sentir, sus capacidades, que educación física o cultura de la salud ya no sea un castigo, una clase de flojera o una manera de ganar puntos extras, si no que tomemos el gusto al movimiento, al deporte, las danzas y normalizar, más en específico el twerk a tan corta edad. De igual forma el trabajo con el papá, mamá o tutor/ra para informarlos que es el twerk y educarles a acompañar al niño o niña, que lo normalicen desde el respeto, que no tengan pena de decir que su hije baila twerk, que sepan protegerles y que es un medio de expresión a final de cuentas.

A corto plazo, con el primer Tribunal Supremo del Twerk continuar con las clases, expandir más esta danza, abrir otro equipo en Puebla e incluso en otros estados. Mi twerk no es solitario, me veo compartiéndolo en manada, con gente que le guste tanto como a mí.

Darle el espacio a personas cercanas a mí, al Poli Twerk Team para que aprovechen el espacio y apoyar a impulsar sus carreras en el twerk. Si el espacio y yo podemos hacerlo, me alegraría mucho apoyar con un objetivo y a consciencia. Incluso se abren oportunidades de compartir arte y no solo el twerk.

Y como equipo nos estamos preparando para Argentina este año.

 

¿Algo que quieras comunicarles a las personas que les interese saber más o practicar twerk?

Que se abran a la oportunidad de escuchar que es el twerk, pregunten a otro porqué hace twerk. Nosotros como practicantes de la danza, hacernos responsables de llevar el mensaje adecuado a todos los espacios, defender el significado de por qué tú bailas twerk: “bailo porque me ayudó a entender mi cuerpo, porque desde ahí sané, porque encontré una red de apoyo, porque encontré un espacio seguro”, etc.

Que todos los cuerpos del mundo se den la oportunidad de liberarse y conocerse, los hombres que entiendan que mover el culo no es solo de mujeres, también tienen culo y pelvis y moverlo no los hace femeninos, menos hombres o gays. También ellos tienen esencia femenina y estaría interesante que conecten con ella desde este lugar.

Y a todos los cuerpos del mundo que se permitan vivir movimientos nuevos, sentir cosas nuevas, liberarse, creo que hoy en 2023, después de una pandemia que nos tuvo encerrados y no sabíamos que iba a pasar, nos toca entender lo libres que somos y el twerk es mucho de eso, libera tus prejuicios, libera tus miedos, libera.

El twerk te da una nueva verdad de ti, ser y sentirse libre no es lo mismo, sentirse libre creo es lo más bonito que te da el twerk y ojalá se siga haciendo historia con esta disciplina, ya un sueño gigante es que se vuelvan juegos olímpicos.

El twerk es una mega producción, involucra vestuarios, maquillaje, tiempo, disciplina, dedicación, cuerpos diversos ¿Qué nos falta para que entiendan que es una gran danza y disciplina?

 

Creo que es de las danzas más integrales en todos los sentidos, no nos interesa el peso, si tiene culo o no, el tipo de cuerpo, solo nos interesa tener pelvis y conocer y valorar nuestro cuerpo.

 

Justamente, enséñame bailarines de otras danzas y enséñame bailarines de twerk, verás la diversidad, aceptación y amor propio que puede alcanzar un ser humano.

 

Creo se puede llegar a la conclusión que comunidad es igual a conexión, conexión es igual a sentido de pertenencia, pertenencia es igual a confianza, amor, red de apoyo, y esto es igual a trascender.

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page