Adentrándonos al mundo de MARALOVE


En esta ocasión entrevistamos a Mariel Mendez, artista y emprendedora originaria de Chula Vista, San Diego California y creadora de MARALOVE, un proyecto que muestra los rostros de las emociones que día a día sentimos.

MARALOVE fue creado entre 2013 y 2014 más como algo repentino que como algo planeado, hoy en día es una marca con una propuesta única que ha tenido exposiciones en distintas partes de E.U.A. Algunas de sus exposiciones son Color attraction, Liberation, Moody girls y The magic of expression.



¿Cómo te encuentras el día de hoy?

Hola, muy bien, muy contenta de estar aquí con ustedes.


Nos da mucho gusto tenerte aquí.

Comencemos con nuestras 10 preguntas, la primera ¿qué te llevó a interesarte por el arte?

Fue más como un experimento, algo para mantenerme ocupada. Como hija me ofrecieron diferentes áreas en las que pudiera participar y tomar clases fuera de la escuela. Las clases de arte fueron una manera de proyectar mis emociones y liberarlas, de estar en paz y tener un momento de calidad conmigo misma, de ahí sentí un gran de amor por el arte, creció hasta ahorita que ya me dedico a eso.


¿Qué o quienes te inspiran a crear? A crear arte…No es una pregunta tan fácil de contestar, realmente me pueden inspirar artistas pasados, nuevos, tendencias de moda, lugares a los que he ido, la naturaleza, todo me puede inspirar a crear. Cualquier ambiente en el que estoy apareciendo, sintiendo, viviendo, lo tomo como creatividad. En todas partes está el color, hay líneas, figuras, hasta en el cielo, de repente volteas y hay una nube con forma de algo y de ahí te inspiras a crear.


¿Tienes algún artista favorito?

A todas las personas que me lo preguntan les digo lo mismo, pero es que realmente es con quienes yo me siento inspirada y relacionada, con Picasso, Andy Warhol, Matisse. Hay muchos artistas de hoy en día que son increíbles, pero lo que yo aprendí y donde yo vi crecer el arte estuvo muy influido por estos artistas, por eso les tengo tanto amor y admiración. Hay artistas de hoy en día que me encantan, especialmente de moda francesa. Hay muchos artistas hoy en día que, a pesar de no ser reconocidos, su trabajo es increíble, en todos lados hay artistas que me inspiran y pueden ser mis favoritos.


Eso está muy bien porque en ocasiones nos cerramos y no queremos conocer a otros artistas cuando la verdad es que hay un mar de creadores que deberíamos conocer.

Entrando un poco a tu trabajo ¿cómo describirías tu proceso creativo?

Lo primero es sentirlo, tener esa sensación que puede llegar en cualquier momento, mientras estás cenando, hablando por teléfono, cuando te estás bañando; cuando menos los espero siento una necesidad de crear, transformar y hacer algo que en ese momento se me esté ocurriendo, puede ser el rosa y el rojo, de alguna manera lo vi y lo sentí y quiero hacer algo con ello, o esta monita o un sentimiento; todo es muy emocional en este primer paso.

Sigue un momento físico, tangible, que es pintar, dibujar, crear. Trato de siempre mantener lo que inicialmente sentí a la hora de pasarlo a una hoja de papel o a un lienzo, pero, la verdad es que nunca o quizá en un 90% de las veces no se parece a lo que tenía idealizado. Siento que la raíz de todo viene de lo que pensé anteriormente y eso es lo que importa, cuando haces algo hacerlo con amor, tristeza, pasión, verlo y sentirlo, la gente también lo percibe así, eso es lo padre de crear.

Ya que es más tangible, empiezo a descifrar la historia de lo que estoy creando, ahí es cuando surge el nombre de la pintura que estoy haciendo, el tema o nombre de la colección, es darle identidad. Lo último sería comenzar con la siguiente pintura y así hasta que digo “ya no tengo nada más que mostrar sobre el tema” y ahí paro, puede ser una colección pequeña o más grande; una vez hice una de 21 pinturas, ya llevaba 15 y decía “tengo que parar” pero seguía y seguía, generalmente son entre 5 a 8 obras con las que trabajo. Por último, es formar la colección en sí y exponerla.



¿Cómo surgió MARALOVE?

MARALOVE surge en un momento casual, sin intensiones de crear algo. Fue en un momento de mi vida medio triste, tedioso, no había un entendimiento entre yo misma, lo que quería hacer y lo que estaba pasando en mi vida, en lo que estaba haciendo, nada cuadraba. De repente decidí dibujar después de un periodo de tiempo en el que dejé de tomar clases de arte, pensé en que necesitaba hacer lo que me gustaba y así comencé a dibujar caritas, a niñas, caras abstractas y otras más realistas, con todo lo que a lo mejor yo quería ser, estar, ponerme. Una amiga me habla para participar en un evento de un tianguis, yo llevaba tiempo diciendo que no pero dije va, no tenía nombre, producto ni nada y ella me dice “anímate, invéntate un producto o algo pero tu tienes que estar aquí”, llego a mi casa de trabajo, veo en mi sala un folder con las imágenes que había hecho tiempo atrás y digo “claro, puedo utilizar estas, de algo me van a servir” pensé que no tenía nada que ver y al final se me ocurrió hacer una tarjetas como de regalo que tuvieran impresas las monitas que yo hice, pasaron los días y fui a la imprenta. Mi amiga me habla porque necesitaba el nombre de mi marca y yo seguía sin tenerlo.

Esto surgió así, de pronto, cuando se lo he contado a otras personas no me creen, piensan que debí de haber hecho un estudio de mercado o algo así, pero la verdad es que no. Realmente he caído y tropezado en este proceso, fue más un “a ver que sale”. Mi amiga me estaba presionando para que le pasara el nombre, resulta que yo había posteado una imágenes que decía “Mara” y abajo “love”, pensé en que quedaba bien, le hacía falta una palabra abajo, eran cuatro letras y hacían un buen conjunto en la imagen, le envié esta especie de logo a mi amiga y así quedó; no era ni marca ni empresa ni nada, no tenía intención de negocios.

Pasa el tiempo, llega el tianguis y me presento con mis tarjetas, estaban impresas, estaban lindas y eran un buen producto para vender en el mercadito. Vendía sets de 3 o 5, a $50 o $100, algo no tan costoso, me fue bien y la gente comenzó a reconocerlo, me decían “me encantó”, “qué bonitas las imágenes de MARALOVE”, como que la gente estaba respondiendo a esto. De ahí me di cuenta de que lo tenía que hacer bien, que tenía que ver que hacer con ello, donde tocar puertas; me dije “si voy a lanzarlo lo haré con todo” así ha sido, me siento muy orgullosa de ello porque de algo que pudo haber sido solo cosa de un tianguis y dejarlo ahí, salió adelante, todavía me faltan muchas metas por cumplir, pero ha sido un reto muy satisfactorio para mí.


Bien dice que nada ocurre por casualidad, tenías que haber ido a ese tianguis. Está muy padre, pasó de ser algo espontáneo a un gran proyecto.

Hablando de estos rostros femeninos que pintas ¿cuál es la importancia de las moody girls? y ¿Por qué pintar rostros femeninos?

Pues cuando yo comencé, fue un espejo de mi ser, de mi situación, de mi sentir, de mis emociones. No fue como algo personal de que solo me gustara pintar mujeres y no hombres. Si he pintado rostros masculinos, pero se me ha dado más facilidad de hacerlo con rostros femeninos porque siento que los hombres que pinto parecen más mujeres, quizá porque no es en lo que yo me reflejo; en esta época de la libertad sexual y de los géneros, cualquiera se podría sentir identificado y decir que es un hombre o es una mujer, cada uno se puede reflejar en ellos, eso está bien.

Soy femenina en una parte de mí, claro que en otro lado soy más masculina, pero, dentro de mi se encuentra una parte super femenina, pastel, empalagosa; me encanta usar aretes grandes, blusas de mangas bombachas, todo lo que te de posibilidades infinitas de poder crear en ti una imagen que te haga feliz, que te haga soñar y sentir que nada es imposible, eso es lo que trato de mostrar con mis monitas, tienen emociones sus ojos, tienen sentimientos que te detonan a hacer algo, esto es porque es un espejo de mí, es un poco de lo que yo sería en mi vida imaginaria, “tu puedes ser lo que quieras ser” es corto el tiempo que estamos aquí de pasado, creo que vale la pena reinventarte, creer en ti y hacer algo increíble, siempre considerando el no hacer daño a otras personas.



A final de cuentas el arte es un reflejo de uno mismo, es mejor irse a lo que en verdad queremos expresar.

Cuéntanos cómo es que comenzaste a fusionar la pintura con la indumentaria.

Al inicio de mi carrera no tenía muchas herramientas parea crear un dibujo de cuerpo completo, no tenía herramientas didácticas para eso. Cuando decido crear las caritas pensé en que no tenían cuerpo, les faltaba parte de su identidad para ser una persona completa. A mi me encanta comprar ropa de segunda, pensé en ir a buscar algo que quedara con mi colección, elegí algunos vestidos medio retros que se parecieran a MARALOVE, luego le pedí a mi hermana que se vistiera de Moody girl, se puso para la sección de fotos un marco con una imagen de las monitas, ella era el cuerpo de esta, era un amanera creativa de mostrarlo. Me encantó esa combinación de arte con moda, se me hizo muy dinámica. Pasó el tiempo y decidí hacer otra sesión de fotos, todo tenía que ver con las emociones de las pinturas, si era algo triste, se tenía que ver medio darks, con tonos menos cálidos.

Me gustaba que la gente dijera “esto es muy MARALOVE”, crearon un estilo de lo que yo hacía, la gente lo distinguía y sabía que estaba relacionado con ciertas cosas, así que me metí más en esto de la ropa. Las colecciones de moda tienen que ver con mis pinturas, pinto chamarras, sacos, pantalones, tenis, bolsas, lo que la gente me pida.


Claro, le gente comenzó a identificarse con tu arte y con la ropa podían expresar otras cosas. Referido a este tema ¿nos podrías contar sobre tu última colección Color atraction?

Esa fue una colección muy padre que sentí muy rica. No tenía presión de nada, no tenía una exposición en la cual mostrarlo próximamente y fue durante la pandemia. Tenía una imagen en mente de una mujer medio abstracta, algo medio raro, pero solo con una gama de color. Compré un rollo de lienzo, lo comencé a hacer sin ninguna pretensión, tracé una mona tras otra y las dejé así como 3 meses, no había identificado bien la imagen de como hacerlo con solo una gama de color. Pasó el tiempo y de repente lo sentí y lo comencé a hacer, comencé con una en rosa, luego una azul, amarillo, otra en verde y una blanco y negro o gama de grises. Cada una tiene una reflexión sobre el color que está representando, como se contempla algo de cierto color, las imágenes crean un espacio diferente por el color; los colores son el lenguaje de la vida con el que podemos ambientar, crear y decir muchas cosas, esa fue la descripción de esta colección, como el color crea una reacción en ti y como marca una diferencia en tu vida.


Por último, ¿qué le dirías a aquellas mujeres que quieren adentrarse al arte o que quieren abrir un proyecto del estilo de MARALOVE?

Yo digo que lo hagan con planeación porque yo no lo hice así y fue más trabajoso, con mucho empeño físico y mental, con esperanza, ilusión, amor y un propósito de siempre comunicar algo que ayude y aporte a la comunidad, al público, a los seguidores, que no sea algo que solo se haga por negocio. Yo sé que hay ocasiones donde te frustras de no tener una entrada formal de dinero, pero al final de cuentas hay que pensar en qué es lo que más te gusta y en los cumplidos que la gente hace de tu trabajo.

Mi lema es que siempre puedes hacer algo más, yo fui maestra de preescolar al mismo tiempo que inicié mi negocio de MARALOVE, durante 4 o 5 años, fue una gran ayuda económica y de estabilidad emocional porque realmente la vida cuesta y no es como si pudieras aventarte al precipicio y ya, en la vida hay que trabajar, hay que superarse; pienso en que siempre hay que ir por los sueños pero de una manera en que no te descobijes, no te sientas tirada e incomprendida porque después te vas a rendir y pensar que no pudiste, siempre hay que tener un balance. Ir por todo es ir por todo y vale la pena el esfuerzo.


Muchas gracias por compartirnos todo esto, dejaremos tus perfiles y tu página para que nuestros lectores puedan adentrase al mundo de MARALOVE y estaremos al pendiente de la siguiente colección.

Claro que sí, ya pronto estará.


Puedes encontrar más del trabajo de Mariel en su página https://maraloveshop.com/

y en sus redes sociales:

Instagram: @mara.love

Facebook: @maralove





33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo