¿Viralización o ayuda?, una crítica al humanitarismo virtual

Vivimos en la época de las redes sociales, hoy más que nunca es fácil conocer de primera mano lo que acontece a nuestro alrededor. Basta con entrar a Twitter, Facebook o Tik Tok para toparnos con imágenes o vídeos capturados en el momento justo en el que se produjo un suceso. Accidentes, marchas, protestas, desastres naturales y muchas otras situaciones son visibilizadas por alguien que tuvo a la mano su teléfono celular. La facilidad para compartir contenido es una de las ventajas y fortalezas de las redes sociales virtuales. Son un espacio donde somos libres de compartir aquello que queremos mostrar.

Justamente en estos espacios, desde hace bastante tiempo he observado la popularidad de videos con una temática en particular. Puedo asegurar que has encontrado en tu feed alguno de ellos en más de una ocasión. Me refiero a aquellos donde se expone a una persona o grupo de ellas en una situación vulnerable. Personas en situación de calle o vendedores ambulantes suelen ser frecuentemente elegidos para aparecer en esos videos, en donde un usuario expone que los ayudará, ya sea comprando toda su mercancía, regalándoles alimentos u otras acciones por el estilo. Estos actos parecieran ser nobles y humanitarios, pero mi punto al señalarlo es, ¿por qué no hacerlo sin exponerlo en redes sociales?, ¿por qué la persona que ofrece la ayuda necesita documentar su acción?

Probablemente haya quien piense que publicar contenido así, fomenta la realización de ese tipo de actos con quién más lo necesita, pero está ocasión comparto la postura de quienes creen que esos videos buscan obtener likes y vistas, inclusive la viralización.

¿Por qué pienso esto?, en mi opinión las redes sociales tienden a viralizar contenido sensacionalista, basta con observar cada tanto las tendencias de Twitter. Entonces, si alguien busca la viralización de su perfil o su contenido, puede apostar por aquello que provocará una reacción segura entre los usuarios.

No insinuó que todo aquel que realiza contenido de ese tipo lo haga motivado por la viralización, pero no puedo evitar observar lo frecuente que es encontrar esos videos en redes sociales, muchas veces bajo títulos sensacionalistas. Otra razón más, bajo mi punto de vista, para cuestionar la razón de dar a conocer esas acciones. Si lo que se busca es ayudar al necesitado, ¿realmente es prioritario hacerlo público?

Incluso podemos contraponer dos tipos de post populares cuyo fin es hacer pública una acción. El primero es el mencionado anteriormente, en donde se documenta un acto humanitario realizado por algún usuario. El otro es en donde alguien expone que realizó una compra con un pequeño comerciante independiente, da a conocer su producto o servicio y explica razones por las cuales acudir y apoyarlo. La diferencia es la meta de la publicación; en la primera, sería hacer conocida la acción y cómo se realizó; en la otra, el propósito sería que más personas puedan llegar a ese negocio al hacerlo más conocido.

Soy consciente de mi observación subjetiva de ambos ejemplos, pero, de cualquier forma, siempre será un tema de opiniones encontradas y habrá muchas versiones de la historia, tanto de quién ofrece ayuda y comparte el proceso, tanto quienes tenemos una opinión distinta de documentar religiosamente ese bien obrar. Quizá haya quien piense que no es para tanto y solamente es una persona haciendo su buena acción del día, sin embargo, habemos quienes pensamos que la ayuda humanitaria no debe reducirse a realizarse solo si hay una cámara observando. Si bien somos autónomos para decidir si queremos y podemos ayudar cuando queramos; el documentarlo no debería ser el punto central de ayudar.

Cada uno tendrá su postura al respecto, algunos pueden coincidir y otros lectores no, pero en definitiva casi nadie podrá ser indiferente. ¿Cuál es tu postura al respecto?, ¿es auténtico comportamiento humanitario o se trata de una búsqueda de likes?

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo