Tatuajes: más que solo tinta

¿Sabías qué? Actualmente existen ¡más de 40 estilos de tatuajes!, así es, desde 3D, blackwork, acuarela, realismo, neotradicional, geométrico y muchos más. Algunos son de creación reciente y otros han retomado fuerza, tal es el caso de los tatuajes prehispánicos, que incluyen elementos propios de esa época y son realizados sin una máquina de tatuar moderna.


Hoy por hoy no es difícil encontrar o conocer a una persona que tenga al menos uno, pero, ¿por qué se volvió algo tan común?, si recordamos bien, hasta hace no más de dos décadas resultaba extraño que personas de todo tipo de profesiones, estatus o región geográfica, tuvieran algún tatuaje. Aunque en ciertos sectores se sigue tomando de forma negativa el tener uno, cada vez se desestigmatiza la imagen de una persona tatuada, no obstante, no se ha logrado por completo.


Si se observa bien, la tendencia a portarlos tuvo un boom no hace tantos años. Inclusive la comunidad de artistas del tatuaje aumentó considerablemente en poco menos de 10 años. Y qué decir de los estudios de tatuajes, pasaron de ser lugares pequeños, a veces no tan iluminados y con una estética determinada, a ser sitios llenos de arte visual en la decoración y ambientados con música de diferentes estilos. Los tatuadores también aportan una imagen vanguardista y muestran en sus redes sociales un trabajo lleno de auténtico talento. ¿Quién o quiénes son tus tatuadores favoritos? O ¿Qué estilo de tatuaje te llama más la atención?

gif

Es probable que la respuesta haya llegado rápidamente a tu mente, tal vez sigas en redes sociales el trabajo de algún artista del tatuaje o estés pensando en realizarte uno. Existe una tendencia a consentir más fácilmente la idea de tener un tatuaje. Dicha tendencia refleja que los parámetros socialmente considerados como aceptables o inaceptables, se han modificado velozmente. ¿Cómo saber que esto es cierto?, si piensas en tus conocidos con algún tatuaje, ya sea una pieza de pocos centímetros o una más elaborada, se puede observar la predilección (más no el caso exclusivo), a que estas personas sean menores de 40 años. Esto corresponde con la generación mundialmente conocida como “Millenial”, término bastante usado en los últimos años, pero la mayoría de las veces no se conoce su alcance, tampoco ayuda que no exista un consenso general de las edades comprendidas dentro de esta generación, pero normalmente los sitios informativos señalan que los nacidos entre 1981 y 1996, son la generación millenial. A la generación posterior se le ubica como “Gen Z” o “Centeniall”.


¿Por qué enfatizar a estas dos generaciones?, porque son quienes actualmente están trazando la dirección del mundo, ya sea porque estadísticamente ocupan gran parte de la fuerza laboral, o son quienes conforman la comunidad estudiantil, o están creando contenido digital de todo tipo, y, además, deciden si las campañas de marketing se transforman en éxitos o fracasos; pues son los consumidores número uno de lo que se oferta en el mercado actual, ya sea físicamente o digital.


Ambas generaciones están revolucionando la sociedad y no se identifican con los ideales que generaciones anteriores cimentaron. Sea que estos cambios se consideren “positivos” o “negativos”, la realidad es que la trasformación continúa. El proceso se inició con los millenials y los Gen Z lo están continuado. Aunque los millenials más mayores ya no son ubicados dentro de la población juvenil, los centenialls tienen un antecedente proveniente de estos que han conferido continuar, pues ahora ellos conforman la generación más joven ¿Y por qué mencionarlo? Debido a que, aunque no generalmente, pero sí frecuentemente, los tatuajes son vistos desde una perspectiva positiva por estas generaciones. Quizá los realicen para conmemorar una vivencia, honrar una persona o incluso una mascota, o pueden representar un amuleto personal o simplemente el diseño les parece llamativo; sea cual sea la razón para realizarse uno, su demanda ha aumentado y continúa haciéndolo.


Una parte primordial del proceso son los artistas del tatuaje, quienes amoldan su trabajo de acuerdo con la idea que se les pide. Muchas veces entregan piezas únicas diseñadas para cada persona, no importando si el tatuaje contiene elementos que hayan sido utilizados por alguien más, el diseño final será diferente. Y este también será influido por el estilo de cada artista, tal vez prefiere realizar líneas finas o trabajar con el contraste de las sombras, o prefiere los diseños a color etc. El resultado dependerá del artista con el que se decida realizar el proyecto.


Pudiera ser esta una razón por la que los tatuajes son considerados más estéticos en comparación con épocas pasadas. Existen técnicas y tamaños para cada preferencia; si quieres algo discreto y con líneas delicadas, un estilo minimalista es para ti; si prefieres algo más elaborado y vistoso, encontrarás muchas posibilidades de entre las cuales elegir.

Sin embargo, en ciertas ocasiones, por más estético que un tatuaje pueda ser considerado para su portador, pareciera haber una disposición entre las personas que no pertenecen a las generaciones antes descritas, a observarlo desde una perspectiva negativa, y aunque claro que existen excepciones, esa perspectiva prevalece. Se trata de un choque generacional muy visible y, si bien nada puede asegurarse en una sociedad en transformación día con día; es probable que las generaciones venideras, no se enfrenten a ser juzgados o cuestionados por tener tatuajes, pues habrá más personas a su alrededor que tengan uno. Aunque también me atrevo a pensar que las generaciones más grandes se han sentido inspiradas a realizarse algún proyecto de tatuaje al observar de cerca la ruptura del estigma de las personas tatuadas, quizá por ello hay quienes en la tercera y mediana edad se están realizando tatuajes mostrándolos con orgullo.


Lo que sí es un hecho, es la constante evolución de los estilos y técnicas del tatuaje. Las personas dedicadas a realizarlos han ganado prestigio, inclusive viajan a otros países con el fin de desempeñar su labor para otro público interesado en su trabajo, o cada vez es más frecuente la realización de exposiciones de tatuajes alrededor de todo el mundo. Existen demasiados artistas talentosos con estilos para todos los gustos, ellos se encargan de guiarte de forma armoniosa durante la creación de tu idea ¿Tendrá esto que ver con la decisión de realizarnos más de uno?, te aseguro que si elijes a un buen artista, el resultado final de tu propuesta será de tu total agrado.


Esta no es una invitación a tatuarse aunque así lo parezca, pues hacerlo o no, es una decisión puramente personal; la libertad radica en que cada quien decide sobre su cuerpo. Por ello es una observación importante el cómo estamos llevando las generaciones jóvenes un tema que por muchos años fue considerado tabú o juzgado negativamente. Ahora ese mismo tema representa una posibilidad de expresarse. Para algunas personas puede ser considerado solo una moda, para otros una manera de simbolizar algo importante y llevarlo consigo toda la vida, todo depende de la perspectiva. Y a ti, ¿te gustaría realizarte un tatuaje?

gif

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Batman