top of page

Spotify: la migración de la música al streaming


Las últimas tres décadas han visto una trasformación radical en la forma en la que se escucha y se distribuye la música. Las generaciones mayores recordarán el uso del vinyl y el cassette; las nuevas generaciones, dependiendo del año en que nacieron, utilizaron en su infancia los CD’s, mp3, iPods, walkmans o incluso memorias USB.

A principios del 2000 parecía increíble que dispositivos tan pequeños como una memoria USB, pudieran almacenar cientos de canciones. Años después la popularización de YouTube hizo posible que, con solo buscar el nombre de una canción, pudieras reproducirla ilimitadamente; sin mencionar el acceso a un repertorio con diversos géneros musicales. Pero nadie hubiera podido prever lo mucho que cambiaría la manera de escuchar, almacenar y compartir música a partir de la segunda década del 2000.

La llegada de las plataformas de música en streaming como Spotify, Amazon Music o iTunes, entre otras, marcaron una trasformación mundial. Y dentro de estas, la plataforma más popular de los últimos años ha sido Spotify, contando hasta el 2022 con 433 millones de usuarios activos mensualmente a nivel mundial.

Spotify es un servicio digital de música y podcast. Algunas fuentes mencionan que se fundó por Daniel Ek en Estocolmo en 2006 y otras marcan su inicio en 2008. No obstante, fue en 2011 con la compañía instalada en EE. UU., donde comenzó su crecimiento hasta convertirse en la principal competencia de iTunes.

Para llegar a hacer frente a un servicio consolidado como iTunes, debieron pasar varias trasformaciones; por lo que Spotify en sus inicios no era lo que es actualmente. Fue precisamente la capacidad de adaptarse a las necesidades del mercado lo que impulsó su éxito. Por ejemplo, en sus inicios solo estaba disponible para computadoras. Al crearse la app en 2009 y habilitar la función Premium (de pago), impulsó una nueva manera de llevar música en los smarthphones. No era necesario llenar la memoria de canciones y la app era compatible con Android y Windows. Ese fue el principal atractivo para el público que decidía sumarse a Spotify.

La plataforma continuó su trasformación y para el 2016 se colocaba arriba de iTunes. Durante los años posteriores siguió creciendo, haciéndose habitual el uso de la app entre el usuario común. Sin mencionar que los lanzamientos musicales actuales miden su éxito en cierta medida, por el recibimiento obtenido a través de Spotify, desde cuántas veces fue reproducido un sencillo o álbum, si se colocó por encima del récord de stream de otro artista etc.

Como usuaria activa de la plataforma y habiendo probado el servicio en modalidad Premium y free; puedo decir que su amplio repertorio, aunado a la facilidad para compartir y crear playlist personales, son de las grandes ventajas que ofrece. El usuario del mundo digital está acostumbrado a personalizar todo, desde perfiles de redes sociales posteando el contenido que cada uno desea compartir, donde escribimos lo que queremos expresar. O en el smathphone, eligiendo descargar apps de nuestro interés, usando el wallpaper que decidamos, el tono de notificaciones que queramos etc. El mundo digital nos ha acostumbrado a individualizar todo cuanto a el involucra, por ende, algo tan personal como los gustos musicales no sería la excepción.

La sencillez de usar y personalizar una cuenta de Spotify, mas la popularidad del sitio, son sus fortalezas. A pesar de no ser la única app de música existente, por ahora no hay competencia directa para este gigante del streaming. Dentro de una industria tan competitiva como la digital, donde hemos visto a grandes empresas alzarse y después quedarse en el olvido, es una hazaña mantener su vigencia y seguir creciendo. Nuestra generación pudiera ser partícipe de una de las empresas históricamente más rentables del mundo digital. Tan solo nuestra interacción en la plataforma se refleja como parte de su historia; al final de cuentas, su algoritmo responde a las necesidades del usuario.

Quizá dentro de algunas décadas llegue un punto donde vean a Spotify como vemos a los walkmans hoy en día, o tal vez haya seguido evolucionando como lo ha hecho hasta ahora para seguir manteniéndose vigente. No hay forma de saberlo en este momento, pero lo que sí es seguro, es que se sigue colocando como líder y nuestra generación es testigo de la trasformación en la forma de escuchar música. Pasando por los viniles, cassettes, Ipods y ahora el streaming. Por ahora tengo curiosidad de lo que vendrá más adelante, ¿Será algo realmente diferente o no lo será?



Referencias

Cómo nació Spotify y cómo funciona (s.f.). https://grafiasmusic.com/como-nacio-spotify-y-como-funciona/

Parra, R. (2022, 28 de julio) Spotify tiene 433 millones de usuarios; 43% son suscriptores pagos. Dpl news. https://dplnews.com/spotify-tiene-433-millones-de-usuarios-43-son-suscriptores-pagos/

54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page