Películas basadas en hechos reales ¿de dónde surgen?

Las películas son uno de los mejores entretenimientos y artes de la actualidad, sobre todo en estos momentos de encierro, los hay de todo género, con cualquier temática, pero en este artículo nos centraremos en las que están basadas en asesinos seriales, las cuales pueden o no ser explicitas respecto a esta característica en la cinta, pueden enriquecer, cambiar o ampliar la experiencia. Este artículo no tiene la intención de hacer una crítica a las películas, sino que se buscará ver su trasfondo de creación, pues nada surge de la nada.


Nos referiremos a dos tipos de cintas: las biográficas apegadas a la realidad, pero sin llegar a ser un documental y las ligeramente inspiradas, pero no presentan al criminal ni a los hechos como fueron realmente pues solo son la base para una historia totalmente nueva. 


Antes de comenzar a develar el trasfondo real de algunas películas, debemos entender porqué a pesar de haber sido real y, en la mayoría de los casos, conocido  nacional a internacionalmente, buscamos verlo en el cine. En lo más básico, desde siempre se han contado historias sobre la maldad “para experimentar ˋsimulacros´ catárticos que nos dejaran analizar, a distancia segura, el daño que nuestros frágiles cuerpos pueden sufrir” [1] ; la kátharsis mencionada por Aristóteles se logra al tener un ambiente seguro para presenciar la representación del dolor y muerte, y así, mediante el arte, se purguen emociones o miedos, objetivo de tragedias griegas, aunque con diferencias muy grandes al cine actual, sobre todo el de terror o géneros similares pues buscan más el entretenimiento, en la mayoría de las ocasiones, pero no se descartan otros objetivos, esto va a depender de la película.


También se debe tomar en cuenta que hay relación entre el contexto social y la construcción del mundo, la realidad y cómo son las cosas, las películas pueden crear una realidad “a partir de la realidad referencial en la que es socialmente construido” [2] , dependiendo de los temas actuales se reflejan en el cine por ser preocupaciones inmediatas; pero, el filme no duplica la realidad, sino es una escenificación social porque es selección y redistribución al reorganizar los elementos del nuevo universo tomados del mundo real, pero los imagina. La representación del hecho violento varía según el contexto social, por eso no es lo mismo ver una película de Estados Unidos, en donde pueden representar más su miedo a amenazas externas como terrorismo, mientras que en México hay más miedo a los crímenes violentos como feminicidios, los cuales realmente suceden y quedan, la mayoría de las veces, sin resolver.


Nos centraremos en los asesinos seriales ya que “se han vuelto un fenómeno de los mass media y la gente sigue hablando de ellos aún cuando hayan pasado a la historia”[3], representar el asesinato serial, sobre todo en el cine estadounidense, demuestra como se ponen aspectos de su realidad alrededor de esos hechos violentos para hacer una nueva realidad de contenido audiovisual: un mundo construido en esa trama; al asesino serial cuenta con un papel de celebridad en la cultura popular, sobre todo en la estadounidenses, pero también se debe tener en cuenta que no es lo mismo que sean celebridades con fanáticos en el mundo, a tener solamente notoriedad por sus actos, pues depende del trato cercano de los medios de comunicación o, en otras palabras, por el sensacionalismo usado para poder obtener más ganancias. 


Las películas encontradas sobre asesinos seriales o crímenes violentos llevadas a cabo por uno o más individuos, ya sea trastornados mentalmente que les impide ver la realidad o por los estándares sociales, mientras otros conocían muy bien lo que hacían y el daño que provocaban:


Psycho, Masacre de Texas, El silencio de los corderos: estas tres películas tienen una cosa en común, para crear a Norman Bates, Leatherface y Buffalo Bill se basaron en el asesino Ed Gein, quien mató a varias mujeres de su localidad para obtener su piel. Tras detenerlo entraron a su casa en donde la mayoría de sus cosas estaban hechas de piel y órganos humanos, principalmente de mujeres, tenía toda clase de accesorios tanto para el hogar como ropa, pero el “material” lo obtenía al desenterrar cuerpos que acababan de enterrar. Fue juzgado e internado en un manicomio del Estado hasta su muerte.


Siguiendo con El Silencio de los corderos y con toda la saga de películas basadas en las novelas de Thomas Harris, el asesino y antropófago Hannibal Lecter está inspirado en un asesino mexicano: el doctor Alfredo Balí Treviño, quien mató y descuartizó a su amante tras una discusión por una deuda monetaria, fue juzgado y encarcelado en el penal de Topo Chico en Nuevo León, por cerca de veinte años, luego fue liberado para seguir ejerciendo la medicina, murió en el 2009. Harris lo conoció cuando fue a entrevistar a uno de los reclusos que sería ejecutado, pero ese día estaba en la enfermería por una herida en una pelea y lo atendió el propio Balí Treviño quien tenía acceso a la enfermería para cuidar a los presos, pues había llegado a ser muy querido y respetado por todos dentro del penal debido a su carisma y ayuda a todo el personal; Harris quedó fascinado y le preguntó al director del penal por el doctor quien le habló de su crimen, así se sembró la semilla para el posterior personaje, aunque ambos no tienen mucho en común.


La película de Criaturas Celestiales es una adaptación del crimen de dos jóvenes inglesas, quienes mataron a la madre de una de ellas para poder estar juntas pues en su momento, la homosexualidad era mal vista y hasta penada, pero terminaron condenándolas, para luego dejarlas en libertad con la condición de no volver a verse. Por otro lado, Zodiac, retrata los crímenes del asesino del Zodiaco, quien se burlaba de la policía mandándoles mensajes encriptados con su identidad, pero  nunca fue identificado. Una criminal que sí fue identificada y condenada a muerte, fue Aileen Wournos en cuya vida llena de violencia y sus asesinatos a hombres mientras ejercía la prostitución, inspiraron la película Monster.


Un film más reciente es Extremadamente cruel, malvado y perverso, en la cual representan la vida y crímenes de Ted Bundy, un asesino y violador imparable, muy inteligente, atractivo, carismático; usaba esas características, junto con la trampa de un yeso en el brazo, para atraer a sus víctimas y posteriormente cometer sus crímenes. Tras años de terror pudieron condenarlo y posteriormente ejecutarlo. Otro asesino imparable, violento, visto incapaz de sus horridos crímenes, de difícil captura, primero por la negación de la existencia de un asesino serial en la Rusia Soviética y luego debido a la tecnología del momento, fue Andréi Chikatilo quien mató alrededor de 50 mujeres y niños, pero cuando lo lograron capturar lo condenaron a muerte por sus crímenes que horrorizaron al país por la violencia usada, todo quedó retratado en Citizen X. 


Dahmer y My friend Dahmer tienen en común mostrar la vida del asesino serial, necrófilo y antropófago Jeffrey Dahmer, quien asesinó alrededor de 17 personas, principalmente hombres a los cuales les abría la cabeza para luego verterles ácido convirtiéndolos en una clase de zombies-esclavos sexuales para que no lo abandonaran, pero nunca funcionó. Fue encarcelado y condenado por más de 15 homicidios, pero fue asesinado en prisión tres años después de su condena. 


John Wayne Gacy fue un pilar para su comunidad en Chicago, tenía una empresa constructora con la cual daba trabajos de verano a jóvenes, incluso se disfrazaba de payaso para alegrar las fiestas de su vecindario, a todo el mundo le agradaba hasta que se dieron cuenta que la policía sacó de su sótano los cuerpos de 33 jóvenes a quienes había asesinado tras abusar de ellos, y no fueron los únicos, pues encontraron otros cuerpos en un río cercano, incluso hubo algunos que nunca se encontraron -según el criminal-, fue el tercer asesino serial más prolífico de su país, condenado a 12 penas de muerte y a 21 cadenas perpetuas. Esta historia inspiró a la película Gacy, el payaso asesino la cual recrea su vida y crímenes, y al personaje de Eso del libro It de Stephen King, con sus adaptaciones cinematográficas. 


La cinta Bathory es una de las muchas adaptaciones de la vida de una noble húngara conocida como la Condesa Sangrienta por haber matado a más de 300 jóvenes para bañarse y beber su sangre en un intento de conservar su juventud y belleza, la película nos muestra una alternativa en donde la condesa no mató a todas esas mujeres, llegó a golpear a las mujeres a su servicio, pero de lo demás fue inocente y solamente se le condenó por los rumores infundados sobre ella. Aunque nunca se sabrá con certeza lo que ocurrió en realidad por el tiempo que nos separa de los eventos.


El titulo de la película 3096 nos indica el número de días que Natascha Kampusch fue mantenida secuestrada por un hombre que quería crear a su mujer perfecta para no tener que encarar a la realidad en donde podría ser rechazado; durante ese confinamiento sufrió toda clase de abusos psicológicos, físicos y sexuales de su captor, pero afortunadamente tras tantos años de cautiverio, logró escapar para pedir ayuda, tras lo cual se reencontró con su familia. Reconozco que no es un asesino serial, pues ni siquiera hizo el intento de matar a Natascha, pero es un caso perturbador que merece ser conocido para que este ni ninguno de los anteriores se repita.


Todas estas películas no son las únicas basadas en asesinos seriales, pero no son de los únicos en los que se basan para crear films: también están las catástrofes naturales, aterradoras porque no podemos detenerlas y pueden ser absolutamente desastrosas, los accidentes como la explosión de Chernóbil provocada por humanos o los inexplicables eventos paranormales que aún no se pueden comprobar; pero no sólo un género se nutre de estas historias, en todos podemos encontrar alguna historia basada en hechos reales, además de que es un buen elemento para vender las cintas. En este caso nos encontramos con una representación de la realidad que nos muestra el rostro más humano, real y cercano de la maldad, nos enseñan que los peores crímenes son realizados por personas que se podrían considerar comunes, a los cuales no terminamos de conocer, esto no significa que debamos alejarnos de todos, pero podría tomarse como un recordatorio de que hay que cuidarse y tener en mente que los vivos siempre son más peligrosos que los muertos o podríamos unirnos al último grupo. 



[1] Rodríguez Jurado, Mariana, “Cine gore: las entrañas del horror” en Algarabía. Siniestra, Núm 166, México, p. 29

[2] De Pedraza Peña, Armado Rafael, “Representación del asesinato en serie en el cine norteamericano: una aproximación sociológica” Tesis para la licenciatura de sociología, Universidad Católica Andrés Bello/ Facultad de Ciencias Económicas y Sociales/ Escuela de Ciencias Sociales, Consultada en https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=http://biblioteca2.ucab.edu.ve/anexos/biblioteca/marc/texto/AAQ7172.pdf&ved=2ahUKEwjBjKKmltbsAhXQhK0KHbV0D8wQFjAAegQIARAB&usg=AOvVaw3WO45BJx6jvL4cCRI4qd9S p. 24

[3] Montiel Figueiras, Mauricio, “El grado cero del Mal. Los asesinos en el cine y en la literatura”, en Revista de la Universidad de México, México, Consultado en: https://www.revistadelauniversidad.mx/articles/d329ee00-6838-44a0-b0c1-f410b3e0b8c7/el-grado-cero-del-mal-los-asesinos-en-el-cine-y-en-la-literatura p. 89

 

REFERENCIAS



Montiel Figueiras, Mauricio, “El grado cero del Mal. Los asesinos en el cine y en la literatura”, en Revista de la Universidad de México, México, pp. 86-90. Consultado en: https://www.revistadelauniversidad.mx/articles/d329ee00-6838-44a0-b0c1-f410b3e0b8c7/el-grado-cero-del-mal-los-asesinos-en-el-cine-y-en-la-literatura


De Pedraza Peña, Armado Rafael, “Representación del asesinato en serie en el cine norteamericano: una aproximación sociológica” Tesis para la licenciatura de sociología, Universidad Católica Andrés Bello/ Facultad de Ciencias Económicas y Sociales/ Escuela de Ciencias Sociales, pp. 24-60. Consultada en https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=http://biblioteca2.ucab.edu.ve/anexos/biblioteca/marc/texto/AAQ7172.pdf&ved=2ahUKEwjBjKKmltbsAhXQhK0KHbV0D8wQFjAAegQIARAB&usg=AOvVaw3WO45BJx6jvL4cCRI4qd9S


Rodríguez Jurado, Mariana, “Cine gore: las entrañas del horror” en Alaggarabía. Siniestra, Núm 166, México, pp. 28-36.


“Aileen Wournos. ¿Merecía morir esta cazadora de hombres?”, “Jeffre Dahmer. La caída del ˋCanibal de Milwaukee´”, “John Wayne Gacy. El horrible secreto del ˋPayaso Asesino´”, “Andréi Chikatilo. ˋEl Carnicero de Rostov´ o ˋDestripador Rojo”, “Ted Bundy. El criminal más infame de EUA y su reino de terror” en Muy Interesante. Crimen. Asesinos en Serie, núm. I, pp. 14-23, 42-45, 80-84, 104-109, 126-129.


 Otrosky, Freggy, “Capítulo V. aniquilar para dominar” en Mentes asesinas. La violencia en tu cerebro”, México, Editorial Quinto Sol, 2011, pp. 143-177.


Martínez, Raúl, “Con su bisturí dio muerte al mancebo que tanto amó. Parte I-II”, en Milenio (en línea), 22 y 29/09/2019. Consultado en: https://www.milenio.com/opinion/raul-martinez/historias-negras/con-su-bisturi-dio-muerte-al-mancebo-que-tanto-amo-i y https://www.milenio.com/opinion/raul-martinez/historias-negras/con-su-bisturi-dio-muerte-al-mancebo-que-tanto-amo-ii


“El payaso que mató a 33 personas y que sirvió de inspiración para Pennywise”, en Excelsior,  06/09/2019, consultado en: https://www.excelsior.com.mx/funcion/el-payaso-que-mato-a-33-personas-y-que-sirvio-de-inspiracion-para-pennywise/1334855

Álvarez, Mónica G., “Ed Gein, el asesino en serie que inspiró a Hitchcok”, en La Vanguardia, 29/03/2019 actualizado en 09/04/2019, consultado en: https://www.lavanguardia.com/sucesos/20190329/461315653160/ed-gein-carnicero-plainfield-asesino-en-serie-hitchcock-psicosis-serial-killer-las-caras-del-mal.html

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo