top of page

Los Grimorios, ¿Brujería y ocultismo?

Siglos atrás la humanidad se desarrollaba y avanzaba en el terreno del conocimiento de una manera muy distinta a la actualidad. Resulta interesante imaginar cuál era el estilo de vida en épocas como la Edad Media, en donde la mentalidad de la gente distaba totalmente de la que se tiene en 2021. Un milenio atrás, las personas trataban de aplicar lo que su saber les permitía descubrir y entender del entorno que les rodeaba.


¿La historia de la humanidad sería la misma sin las aportaciones de figuras como Lavoisier, Marie Curie o Descartes?, por mencionar solo algunos ilustres personajes. Aún antes de ellos, hubo personas en diferentes ámbitos que experimentaban, inventaban, descubrían y aplicaban teorías y conocimiento práctico. Estas personas usaban Grimorios, los cuales eran libros, muchas veces de creación artesanal, en donde podían verter su conocimiento sobre distintos temas como las plantas y sus propiedades, cómo realizar preparados herbales para aliviar ciertos males, a su vez contenían descripciones y resultados de experimentos con animales, siguiendo su propio método y, aunque este podría resultar sanguinario para los parámetros actuales, no olvidemos que se realizaron basados en el conocimiento que se tenía en aquella época. Otro de los temas era la mente y su poder, también los hay de filosofía considerada oculta, conocimiento esotérico y magia en general.


Probablemente hayas escuchado en alguna ocasión la palabra Grimorio, tal vez tengas alguna idea de lo que son y de donde provienen, o tal vez no sea así, en todo caso, siempre que se habla de ellos, evocan misticismo y la tendencia de pensar en lo oculto, lo sobrenatural y la brujería, pero ¿por qué se tiende a especular esto?


Había grimorios que hablaban de entes considerados sobrenaturales, incluso existe uno atribuido al Papa Honorio III que consiste en una recopilación de conjuros, oraciones e instrucción sobre exorcismos. Pero si se tiene que hablar de un tema recurrente en estos, es la magia, como el titulado “La Clave de Salomón”, atribuido a la autoría del rey Salomón y que recoge distintos preceptos de la magia renacentista.