top of page

Cazadora

Su flecha atravesó el aire con velocidad, solo para impactar en la hierba frente al ciervo pastando, el cual volteo y emprendió carrera fugaz entre los árboles.

Refunfuñando, lo siguió por donde lo vio escurrirse hacia el interior del bosque y siguió el rastro característico de un animal de semejante tamaño, tratando de no armar un escándalo que pudiera alertar a su presa de su presencia.

El sendero de ramas rotas y maleza aplastada conducían por varios minutos de marcha hasta un claro inusualmente amplio, donde el ciervo pastaba una vez más, creyéndose fuera de peligro, ignorante de los ojos que lo acechaban, felices de recuperarlo.

Alrededor del animal y cubriendo todo lo amplio del inmenso claro, esqueletos humanos, aún ataviados con sus chamuscados uniformes, mantenían una eterna estasis de la última batalla entre bandos opuestos defendiendo ideales ahora tan inertes como sus defensores.

Solo el bosque sabe cuánto tiempo atrás tan cruenta batalla se había llevado acabo, y tanto al bosque como al ciervo como al tiempo mismo, a ninguno les importaba.

Tampoco a la joven cazadora humana le interesaba.

Tensó su arco de nueva cuenta con una flecha entre los dedos, decidida a acertar sobre su distraído objetivo, y disparó, fallando una vez más al animal pero dando directo en un cráneo, atravesando su yelmo, y ahuyentando de nuevo al suertudo ciervo.

Furiosa, nuestra cazadora se acercó a su fallida flecha para recogerla, arrancándola del infortunado antiguo soldado, y una vez con su flecha recuperada levantó un momento la calavera para analizarla, había visto miles así en su corta vida.

Se preguntó para si a que animal pertenecería tan extraño cráneo, deseó poder cazar uno algún día para averiguarlo.

Arrojó el cráneo de vuelta a donde pertenecía, y prosiguió con la persecución que la trajo hasta allí.


Sobre el autor

Adolfo R. M. Arzate aka A. Krysar es un artista gráfico y aspirante a escritor residente de Guadalajara, pero nacido en Ciudad de México. Con una carrera artística recién comenzando, “Krys” como también le llaman, busca hacerse de un nombre y legado en la comunidad artística y con ello, comunicar sus ideales en busca de mejorar el mundo y salvar la civilización.


“Solo algunos verán la luz del amanecer, pero todos compartimos el calor de la hoguera” -Akrysar


22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El ala rota

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page