top of page

Aquelarre en el Helénico

Este julio ante el final de semestre de la licenciatura en Historia y Arte, la maestra Pamela Ruiz Gutiérrez ha convocado a un aquelarre artístico dentro de las paredes del Instituto Cultural Helénico, en el que sus alumnas y alumnos presentarán interpretaciones propias sobre la idea y la figura de la bruja, mientras realzan el papel que tuvieron las mujeres denominadas “brujas” en la historia, las concepciones que se tuvieron sobre ellas desde el Renacimiento hasta la Modernidad y su importancia para la actualidad.

 

Las obras que se presentarán, son el resultado del trabajo elaborado en las clases de arte y cultura, donde además de ver aquellos elementos que forman parte de las corrientes artísticas, se enseña al alumnado a entender y comprender el horizonte de enunciación de cada época para así tener mayores herramientas de análisis de las obras de arte. Parte de los objetivos de la maestra Pamela Ruiz, es acercar al alumnado al arte como espectadores y creadores para experimentar el proceso creativo de primera mano y a su vez poder analizar el resultado.

 

¿Por qué hablar de las brujas en la actualidad? Brujas somos todas porque de ellas hemos aprendido el valor de ser libres y mediante su historia se expresa el pasado de todas las mujeres. Claro que en la actualidad la figura de la bruja ya no representa el mismo miedo que en el pasado, pero todavía existe una connotación negativa que hace a la bruja un insulto. Una bruja es una mujer -virtud y castigo-  que hizo cosas distintas, que ayudaba, que curaba y traía vida al mundo, era una mujer con conocimientos sobre la naturaleza que la rodeaba y que compartía con otras mujeres ¡qué gran delito fue el saberse una mujer libre y capaz! Hoy en día hemos recuperado el legado de las brujas, sus conocimientos medicinales y su conexión con un mundo místico, por eso es que brujas somos todas y esta vez no nos podrán callar.

 

Es necesario tener el panorama para comprender a la bruja histórica, aquella que fue la elegida para desquitar un contexto complicado y esa rabia acumulada por distintas crisis; como menciona Katherine Howe en El libro de las brujas  “La figura de la bruja, la idea de la bruja, y la necesidad de sacarla de su escondite y exponerla a la luz pública, actuó como elemento de cohesión de estas comunidades frágiles y sometidas a un flujo continuo de llegada y salida de personas que vivían en territorios inseguros y gozaban de derechos inciertos.” (Howe 2014). Podríamos concebir a las brujas como personas contraculturales que terminaron siendo el chivo expiatorio en las que recaía toda la culpa de la infelicidad de los demás.

 

Esta exposición nos llevará a reconsiderar la idea que tenemos sobre la bruja, dejar atrás la idea de una mujer fea, verde y con sombrero picudo, para darle espacio a una mujer común como lo somos todas, con sus propias características y con un pasado histórico en común marcado por una palabra, -bruja-. Próximamente compartiremos las fechas de la exposición que estará rodeada de los espacios históricos del Instituto Cultural Helénico.

 

 

Referencia:

Howe, Katherine (2014). El libro de las brujas: Casos de brujería en Inglaterra y en las colonias norteamericanas (1582-1813).  Barcelona: Alba editorial.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page