Primavera en Hoa Binh


Ríos bravos corren

Verdes arboles regresan

Montañas en paz



Rojo

Llegando tarde a la trinchera

Exiliarse del primer mundo en

Falsas aldeas bolcheviques.


Verano.

¿Cuánto falta para estar a temperatura ambiente?

¿tu ambiente?

¿el mío?



Otoño en Saigón


El Mekong arrulla

Rascacielos sin memoria

Despedidas infinitas



Mudanza


Para mudar hay que primero quererlo, pensarlo, desamarlo.

Hay que estar seguro y ser firme,

Exfoliarlo de todas las células muertas que remitan a la vida que alguna vez tuvo

Empezar por lo desechable hasta que los

pedacitos

duelan

Cuando la materia sea insacrificable

se preparan los recipientes

unos improvisados

otros sobornados

se introducen en orden de corazonadas

envueltos en obsoleto

revueltos en jerarquía

postal hacia el inframundo

envío directo, sin traducción

y el resto a cargarlo, con las uñas y el ventrículo


cerrar la llave, regresar el frasco, contar las ideas, olvidar su olor.



Sobre la autora:

Priscilla Ramírez-Muro

Correo: prisram14@gmail.com

Nacida en playas Californianas, reeducada en Jalisco, recién exiliada de Vietnam y actualmente reside en algún lugar de la Baja California.

Licenciada en cine por la Universidad de Medios Audiovisuales, entusiasta de los cursos online, devota portadora de botas de combate y artista textil de clóset.

Ha cursado talleres de escritura creativa, historia del arte y poesía en SOGEM; asimismo aprendió del oficio con varios poetas como Antonio León, Ángel Ortuño y Luis Alberto Navarro.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Vacío