Gin-Tonic

Me dispongo a sentarme en aquél sofá azul aterciopelado,

mis piernas descubiertas pueden sentirlo,

escucho el crujir de los hielos, es un día acalorado.

Despacio, pones dulces gotas de almíbar,

cada vez mi garganta se siente más sedienta,

me acerco a ti y huelo las flores de jazmín,

las pones en la ginebra que al romero va aromatizando

este gin-tonic que me has preparado.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Vacío