top of page

Destierro

Las venas tienen memoria:

he decidido olvidarme.


El pecho desértico aún respira.

Las huellas de la sangre hacen mi retorno cansado:

“¿En dónde estoy, si yo ya he muerto?”


Sobre la línea que me separa del Edén

yace mi cráneo. En la lejanía

donde mis dientes son suaves perlas mentirosas

ahora he sembrado una lengua prófuga anclada a la raíz de mi garganta


La condena serpentea en el pasado,

los ríos se abren, pero el sol no nos mira.


Ahora mi cuerpo es un incendio cansado,

mi piel no se limita a los huesos.


Son estas finas escamas:

aturdido paisaje en mi crisálida de arena.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page