top of page

Del poema a la constelación

Arriéndame estas ganas de querer gritar mi alma al capricho de este verso

de recitar tanto y que me besen poco 

en ese momento las palabras se disuelven convertidas en humo se evaporan 

se desgajan 

pero la esperanza de una nueva creación surge y la fe del poeta llega una vez más

más yo insisto, llena de éxtasis

parada en un nirvana de contemplación 

veo bocas, dientes, palabras llenas de temores y anhelos que mueren por ser nombrados 

si cierro los ojos, esas voces me dicen que estaré a salvo, del gran monstruo sin boca y dientes que atrapa esos anhelos

pero falta tacto, falta tacto para ver la realidad 

por pensarla en voz alta mi condena es encerrarme en mi propia celda 

y si miro para ver lo que realmente está ahí 

descubro que solo soy este ser humano que duele, que duele, que duele, que duele 

después comienzo a verme en tercera persona 

tan incomprensible que mi misma voz busca reconocerme, en un andar y andar de sentido 

donde la imagen del poema se hace presente sólo entonces veo lo mismo y a la vez nada 

intento escabullirme como un escarabajo entre las máscaras del aire y los laberintos vacíos

encuentro al fauno, mi yo desdoblado ha dejado atrás las esperanzas de regresar

del poema a la constelación, a la escritura y al recital, es un espiral al cual regreso, siento que me pertenece y me salvará del olvido 

oh querida, no te canses de que te besen tan poco, tu sigue recitando mucho


21 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Siento

bottom of page