top of page

Cocina para dos

Sentados junto a aquella mesa en donde desnudábamos los sentidos

nos preparábamos para beber leche tibia y espumosa, </