¿En qué estamos metidos? Entendiendo el mundo digital

Actualizado: 13 may 2021



Este mes la plataforma Netflix estrenó The Social Dilemma de Jeff Orlowski, un documental que habla sobre los peligros del mundo digital y la manipulación que ejercen en nosotros. Algunos usuarios de Netflix tras ver el filme, expresaron su angustia en distintas plataformas por la forma en que estamos expuestos así como lo irónico de sus publicaciones; sin embargo, solo muestra algo que ya sabíamos pero que no queremos creer, las redes sociales son adictivas, influyen en tu percepción de tu entorno y de ti mismo, los algoritmos limitan lo que vez y te aíslan de la realidad analógica por llamarla de algún modo.

No nos gusta ser productos ni objetos a los que puedan manipular a su conveniencia, pero tampoco luchamos contra ello. Vivimos en un mundo virtual, globalizado y sin control, sin mediadores ni barreras nos sentimos libres, el problema es que no lo somos; tanto Orwell como Huxley tuvieron razón y ahora nos encontramos en una combinación de sus mundos distópicos donde el Gran hermano controla lo que hacemos en el ciberespacio mientras nos programa y nos segmenta para que cada individuo permanezca en su lugar pensando y haciendo lo que se espera de él, a fin y al cabo no conoce nada fuera de su burbuja; la mejor parte es que le hemos dado permiso al sistema de controlarnos y le otorgamos herramientas que le permiten ir mejorando ¿somos del todo inocentes?


Los medios de difusión

Hemos dejado atrás a los medios de comunicación y pasamos a los medios de difusión interactivos y dinámicos. Los medios de difusión se involucran con el público, se apoyan en la tecnología para interactuar con el grupo de personas que los consultan y crean espacios virtuales donde no hay censura, línea editorial o restricción que funcionen como mediadores.

Al participar en el ciberespacio, nos exponemos a la opinión de millones de usuarios, la mayoría nos son desconocidos en el ámbito offline. La idea de conocer personas de otras partes del mundo, tener nuevas amistades y hasta encontrar al amor de tu vida gracias a internet no sonaba mal, pero, llegó un momento en el que se comenzaron a ocupar a las redes sociales como lugares en los que podías emitir críticas negativas, atacar a los demás, engañar y obtener beneficios económicos o de otro tipo aprovechándose de terceros, incluso, el internet se convirtió en una herramienta para poder cometer delitos graves.

Es por lo anterior que nos hemos visto en la necesidad de establecer nuestros propios límites, cuidarnos de lo que compartimos, a quién se los compartimos y cómo lo hacemos. La vida privada se pierde cuando utilizamos redes sociales, pensamos que basta con limitar a nuestros contactos, tener un perfil privado, dar pocos "me gusta" o no compartir fotos y datos sobre lo que consideramos íntimo, pero tal como se puede ver en el documental de Jeff Orlowski, todo lo que buscamos, escribimos, vemos y escuchamos es almacenado y utilizado para la creación de nuestra personalidad digital o burbuja de información.

Al contrario de los medios de comunicación o las plataformas analógicas, los medios de difusión nos limitan tanto la información como nuestra opinión; al leer un periódico, la información se veía limitada según la región en la que te encontraras pero podías crear tu propia opinión de lo que se te presentaba también podías consultar periódicos con otra ideología si querías conocer su postura y hacer un contraste, aunque limitada, la información le llegaba a todos por igual; en cambio, los medios de difusión que parecen darte todo lo que existe sin límites, te dan lo que se parece más a tu personalidad en la red, Google es un solo buscador pero con resultados distintos para cada persona limitando la información que recibimos y encerrándonos en una burbuja.


El filtro burbuja

Este termino surgió por primera vez en 2011 cuando Eli Pariser lo mencionó en una Ted Talk donde dijo que "la burbuja de filtros es el universo propio, personal, único, de información que uno vive en la red. Y lo que haya en la burbuja de filtros depende de quién uno es, y de lo que uno hace." Hacía referencia a la personalización de nuestro buscador y nuestras redes donde se muestra lo que vaya mejor con nuestras preferencias pasadas, sin preguntarnos, eliminan lo que no va acorde a nosotros y así de fácil, después de algunos "me gusta" se forma tu burbuja.

La burbuja es positiva pues solo te muestra lo que te hace sentir cómodo como videos de gatitos, memes o noticias pero la información incómoda simplemente desaparece ¿Qué sucede con las noticias importantes y estimulantes? ¿Dónde queda la contraparte ideológica? ¿Cómo podemos llegar a acuerdos si nuestra burbuja no nos permite salir de ella? Una solución sencilla es hacer una nueva búsqueda, si queremos conocer por ejemplo, la opinión de ideólogos conservadores sobre el aborto siendo nosotros liberales, tendríamos que buscar eso en específico pues nunca nos saldrá en recomendaciones, así, se abre la puerta a una burbuja nueva, se cambian los algoritmos y nos encierran en una burbuja mejorada.

Salir de la burbuja parece imposible, la peor parte es cómo la utilizan. La mercadotecnia digital funciona de una manera sencilla, si quieres hacer publicidad a una publicación en Instagram, tienes que seleccionar a un público que puede ser parecido a tus seguidores o un público que tu mismo diseñes, luego la misma red seleccionará a los usuarios que tengan preferencias vinculadas a lo que tu quieres, así esas personas verán tus productos en anuncios del feed, les llamará la atención en algún momento e ingresarán a tu página o perfil, puede que finalmente consuman tu producto o servicio y si te va bien, hablarán de ello y lo recomendarán, luego se reinicia el ciclo con otros productos, es un proceso simple que cualquiera puede llevar a cabo, el problema es que no solo te venden productos y servicios, también te venden ideas.

Es bastante popular la noticia de la manipulación de las redes sociales por parte de los rusos para las elecciones de Estados Unidos del 2016, eso sucede cada que un evento importante en el mundo sucede. Más que manipular, están desinformándonos al bombardearnos con noticias falsas en todas las plataformas, las burbujas permiten la desinformación, la formación de ideologías, nos radicalizan, nos muestran un mundo sin posibilidad de discusión, sin enunciado coherente ni enunciador visible, donde no se escucha ni se lee al otro. En el documental todo esto está dramatizado, vemos como es fácil engancharnos y caer poco a poco en este juego de participación global donde nuestras acciones tienen un valor político y económico muy rentable para las grandes empresas.


Nuestro papel ante los medios de comunicación

La información dentro de las redes sociales carece de contexto, nos presentan pequeñas piezas de la información que vamos juntando hasta armar el discurso pero no nos dan referentes ni fuentes fiables en la mayoría de los casos; esto ya existía en los medios analógicos, no se confiaba en la información que ciertos periódicos o programas ofrecían por su línea editorial, su ideología o sus benefactores, siendo el gobierno la principal institución en influir en ellos, pero, estos medios justificaban la información, había un responsable al que culpar por lo publicado y se situaban en un tiempo y lugar determinados, con los medios digitales carecemos de ello, autores anónimos sin información más que un nombre de usuario puede influir gravemente en un gran grupo de personas ¿Qué podemos hacer ante la desinformación, los filtros burbuja y la manipulación?

Comencemos por leer los términos y condiciones al registrarnos en cualquier red social, seamos consientes de que están obteniendo nuestra información y puede ser utilizada para fines desconocidos, tratemos de buscar información a través de otros medios como los periódicos y noticieros; implementemos el diálogo con nuestros opositores pues podemos llegar a puntos de acuerdo sin llegar a la violencia; no nos dejemos llevar por lo que otros dicen de nosotros o lo que nos dictan hacer; por último, vivamos fuera de las redes, convivamos en persona cuando sea posible y no aceptemos lo primero que nos muestren.


Algunas recomendaciones finales

  • Configura y revisa las extensiones de los sitios.

  • Consulta las normas de privacidad y si es posible, y lo deseas, desactiva las cookies.

  • Compara información.

  • Utiliza buscadores que no guarden tu información como Qwant o DuckDuckGo.

  • Cuida la información que compartes.

  • No te aísles del mundo pero no dejes que influyan en todas tus decisiones, esto no solo va para el mundo online sino también para el offline.

  • Recuerda que hay un mundo fuera de la red y date un descanso, todos lo necesitamos ;)

Este artículo tiene fines informativos, no está patrocinado por ningún grupo ni individuo.


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Batman