La Ciudad de México

Cuando hablamos de ciudades, es común que a nuestras cabezas lleguen imágenes de las grandes urbes mundiales como Nueva York, Londres, Tokio o Berlín, famosas por sus edificios, centros culturales y densidad de población, entre muchas cosas más. Parece ser que las ciudades son catalogadas como tales más por su arquitectura que por su población o sus costumbres, pero claro está que una ciudad no es tal sin ciudadanos que la habiten y la recorran, esas personas en ocasiones molestas que le dan vida a los grises asfaltos.
Para este número quisimos hablar sobre la Ciudad de México que, además de ser el lugar donde surgió LME, es una ciudad única, llena de contrastes y coloridos paisajes. Adentrarse a sus calles siempre es una odisea, está el tráfico, las multitudes que te sacan y meten al vagón del metro o te hacen cruzar Eje Central aunque estés esperando a tu acompañante, el ruido interminable, la gente que disfruta la vida y baila en cualquier parte como los adultos mayores en la Ciudadela; puedes ir a comprar artesanías mexicanas, productos chinos y artesanías mexicanas hechas en China, pero también encuentras tiendas ex-clu-si-vas y de alta costura; si quieres ir a almorzar encontrarás desde los típicos tlacoyos con su respectivo boing hasta las micheladas con camarones que cuentan como comida gourmet, hay museos nacidos como museos y casas convertidas en museos, en otras partes hay pueblos escondidos y detenidos en el tiempo; para parrandear puedes ir a trajas y aprovechar el viaje para turistear y comprar plantitas en Xochimilco, también puedes ir al Centro o a la Condesa o a Polanco o a Aragón o a cualquier lugar porque siempre hay locación y la ocasión… 
Más allá de romantizar a la CDMX, queremos contar nuestras experiencias como habitantes o visitantes de ella porque con todo lo bueno y lo malo, sigue siendo el lugar en el que vivimos y que hemos hecho nuestro de distintas formas. En nuestras páginas encontrarás vivencias en forma de narraciones y poemas, entrevistas a aquellos que han tomado a la Ciudad de México como musa, mapas literarios que te llevan a recorrer calles ya sea caminando, en taxi o en cualquier transporte público, y, sobre todo, hallarás cotidianeidad, esperanza, amor y preguntas. Te invitamos a conocer nuestra ciudad y recorrerla a lado nuestro.

Deseamos que nuestros recorridos textuales sean de tu agrado.

Beatriz Alvarado

Editora de La Memoria Errante